Como crear nuestro fondo de emergencia

¿Fondo de Emergencia? ¿Colchón de Seguridad? ¿Tienes la sensación de que es imposible ahorrar? ¿Te ha pasado alguna vez que cuando por fin, tras mucho esfuerzo ahorras algo, te surge un imprevisto y chas… adiós a lo ahorrado? ¿Piensas que los astros y el universo conspiran en contra de tu Felicidad Financiera?

Si te hubieses contestado a las dos preguntas afirmativamente, y sobre todo, si ya tienes un Fondo de Emergencia o un Colchón de Seguridad, habrías contestado con un NO el resto de preguntas.

En mi opinión, una de las bases para que puedas empezar a construir tu Felicidad Financiera pasa por que construyas cuanto antes tu Fondo de Emergencia.

Si te quedas, descubrirás las razones de su importancia, qué es, como hacerlo, así como la cantidad recomendable que debería tener. Te propongo un reto, si sigues leyendo, y pasas a la acción, puede que este sea el principio de tu nueva vida.

¿Aceptas el reto?



¿Qué es eso del Fondo de Emergencia o Colchón de Seguridad?

No, no te estoy hablando ni de teléfonos 112 de emergencia, ni trato de venderte un colchón.

Se trata de construir y reservar una cantidad de dinero para cubrir futuros imprevistos, que como ya sabes, siempre llegan. Esa sería una definición sencilla y simple.

Imprevistos, como sabes, hay de muchas clases:

  • La típica avería de un electrodoméstico o de tu coche.
  • Puede ser también algo un poco más serio como alguna enfermedad o período de hospitalización que puedas pasar tu o algún familiar directo.
  • O el peor imprevisto de todos: que pierdas tu trabajo y única fuente de ingresos.

La mayoría de las personas que conozco, incluido mi caso hace unos años, están apenas una nómina de distancia de la bancarrota. Nada ahorrado, nada para imprevistos, ningún colchón de seguridad.

De ahí la presión y angustia que pueden sufrir en su trabajo. No lo pueden perder bajo ningún concepto, sea como sea, disfruten de él o no, tengan buena relación con sus jefes o no, se sientan realizado o no. Simplemente no pueden perder el trabajo.

¿Por qué es importante que tengas un Fondo de Emergencia?

Resumiendo un poco el concepto de lo que te estoy hablando, se trata de ahorro. Pero no de ahorro cómo hábito financiero saludable, ni como una estrategia para que una vez conseguido, invertirlo,. No de ahorro para que pongas tu dinero a trabajar para ti. Este fondo de emergencia no es para eso.

El fondo de emergencia es sólo es para gastarlo si llega el momento.

Se que lo que se te puede estar pasando por la cabeza, que yo siempre te he hablado de la importancia de invertir los ahorros, de que ahorrar no sirve de nada, si no sabes cómo hacerlo, incluso de métodos de ahorro. Entonces, ¿cómo te puedo decir que este ahorro es sólo para gastarlo?

Porque la primera piedra sobre la que construir unas finanzas saneadas recae sobre tu propia tranquilidad. Y no hay nada más que te pueda frustrar, que cuando te llegue alguno de los imprevistos comentados, tus ahorros se esfumen.

Sólo con saber que tienes en cuenta que en la vida hay imprevistos y que lo tienes “controlado”, estarás más tranquil@ y preparado para afrontarlo, lo que te permitirá no venirte abajo en esos momentos.

¿Sabes qué es lo que consigues cuando logras reunir tu Colchón de Seguridad?

Aquí te dejo el por qué es importante que vayas construyendo tu Fondo de Emergencia.

Porque consigues tu primera meta financiera

Si, has leído bien, al tratarse de una cantidad menor (un poco más abajo hablaremos de la cuantía) puede que se convierta en la primera Meta Financiera que consigas en tu vida, tu primer objetivo de ahorro.

Al tratarse de una cantidad no muy alta (sobre la cuantía te hablo algo más abajo), es relativamente sencillo alcanzar este primer objetivo financiero.

Y claro, si es la primera vez que en tus finanzas te pones una meta y la consigues, el subidón de adrenalina está garantizado. La felicidad y el orgullo personal que sentirás contigo mism@ es indescriptible.

Te aseguro que sólo por este motivo merece la pena intentarlo… y conseguirlo.

Porque consigues Tranquilidad

Otro de los motivos por los que deberías contruir tu Colchón de Seguridad es porque empezarás a dormir mejor.

Saber que cuentas con una cantidad de dinero destinada a cualquier aspecto inesperado, como las averías que contábamos antes, te dará un plus de tranquilidad.

Consigue que los imprevistos cotidianos no te haga despertar por la noche.

Porque te aporta Seguridad Financiera

Y claro, la tranquilidad es la base de la seguridad.

Disponer de tu primer Fondo de Emergencia, hará que seas capaz de plantearte retos más ambiciosos en cuanto a tu economía familiar se refiere.

Podrás dar un siguiente paso, y si es tu caso, empezar a combatir tus deudas o cualquier otro que consideres prioritaria en la mejora de tu salud financiera.

Te aseguro que una vez empieces, tendrás la fuerza suficiente para proponerte nuevos retos y conseguir todo aquello que te propongas.

Y ahora, para terminar este apartado, antes de entrar en qué cantidad debería tener tu Fondo de Emergencia y Cómo conseguirlo, déjame contarte dónde descubrí por primera vez este concepto. Fue de uno de los mejores divulgadores de Educación Financiera del mundo, Dave Ramsey, en su libro “La Transformación Total de su Dinero“. El lo llama pasitos de bebé.

¿Qué cantidad debe tener tu Fondo de Emergencia?

Lógicamente esto dependerá de tus circunstancia familiares y profesionales.

  • No es lo mismo si eres madre o padre de familia numerosa (como es mi caso) o si no tienes pareja.
  • También dependerá de la estabilidad de tu trabajo. No es lo mismo un funcionario que un empleado por cuenta ajena y con un contrato por meses.
  • Tus obligaciones financieras y gastos fijos, también determinarán la cuantía de tu fondo de emergencia. No es lo mismo que tengas hipoteca, a que vivas en casa de tus padres, o que ya terminaras de pagar todos los préstamos.

Pero en este post no vamos a entrar en este detalle, sólo quiero consguir dos cosas. La primera que tomes consciencia del bien que te hará que dispongas de un Fondo de Emergencia y la segunda que pases a la acción y lo consigas en el menor tiempo posible.

Por tanto, ahora si, incluso antes de que llegues a apartado de Cómo construirlo, te voy a lanzar el reto. Vamos a fijar un objetivo de Fondo de Emergencia de 1.000 euros.

El motivo de esta cantidad es bien simple. Rara es la avería o imprevisto que supere esta cantidad.

Y si te parece excesiva, empieza por la mitad, pero fíjate este objetivo.

Coge papel y un bolígrafo y anota este objetivo, “Voy a conseguir 1.000 euros en X tiempo”, esto dependerá de tus circunstancias… y ahora, anota 10 ideas adaptadas a tu realidad en la que consigas, bien dinero extra, bien ahorrar algún dinero.

Una vez terminado este pequeño ejercicio, recuerda que un gramo de acción vale más que una tonelada de intención, puedes pasar al siguiente apartado, en la que te daré alguna idea de cómo conseguir tu primer Fondo de Emergencia.

3 Ideas para conseguir tu primer Colchón de Seguridad

No, no estoy haciendo trampa. Te he pedido que anotes diez ideas, mientras yo te expondré sólo cinco. Esto también es intencionado, puede que lo que yo te exprese no se adapte a tu situación.

Además, por mucho que yo te diga cómo hacerlo, serás tú y sólo tu (si tuvieras la ayuda de tu familia, lo conseguirías antes…) el que se ponga manos a la obra para conseguir tu objetivo.

Por eso, a modo de ejemplo, te contaré 5 ideas que suelen funcionar bastante bien.

Mira a tu alrededor y vende lo que no uses

Una de las maneras más rápidas de conseguir dinero es vendiendo. Busca en casa todo aquello que lleves 3 meses sin usar (si es ropa podría ser 12 meses, por aquello de la ropa de invierno y verano) y ponlo a la venta.

Por suerte tienes grandes aliados, como es internet (si no, no estarías leyendo esto ahora) y páginas especializadas en vender artículos de segunda mano.

Alguna idea pueden ser páginas como ebaywallapopvibbo mil anuncios

No compres en dos semanas

Puede que la compra familiar la hagas una vez a la semana, aunque tengas comida congelada o puedas apañarte sin ir al super semana tras semana.

Recuerda que ahora, estás centrado en conseguir este reto. Revisa el congelador de tu casa y el frigorífico y planifica cuántos días puedes estar sin ir de compras (aunque se traten de compras cotidianas y de poco dinero, como puede ser alimentación).

Evita ir a comprar cuantos más días mejor y tira de reservas. Será otro dinero extra con el que no contabas.

Busca el dinero que no sabes que tienes

Así es, dinero que no sabes que tienes. Algunos ejemplos:

  • Monedas sueltas en cajones.
  • Varias huchas en casa.
  • Alguna cuenta bancaria que no usas habitualmente.
  • Dinero que tienes prestado a algún familiar.
  • Monederos o bolsos antiguos.

Revisa todo esto y súmalo a tu fondo de emergencia. Si haces un buen trabajo de detective, te sorprenderá los resultados.

Y hasta aquí lo que considero el primer pilar para construir tu Felicidad Financiera. Puede que te parezca algo trivial. Pero no, te aseguro que podrás llegar donde quieras, sólo tienes que ir paso a paso. Y sin duda construir tu Fondo de Emergencia, puede ser el primero.

Y ahora, si quieres ayudar a todos los que lean esto, pásate por los comentarios y cuéntame alguna de tus ideas que te se te ocurran para sumar dinero a tu Fondo de Emergencia.

Vía: Reinventa tu dinero

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *