5 Hábitos de ahorro sencillos que te pueden llevar a la riqueza

Hoy te traigo algunos hábitos de ahorro que si los implementas en tu día a día llevaras tu economía al siguiente nivel.

¿Quieres conocer el superpoder que todos tenemos y que podría hacer que consigas aquello que sueñas?

Se llama Hábito y en el tema del dinero y las finanzas también puede ser un gran catalizador.

Si me permites, hoy voy a hablarte de mi amigo Antonio y de uno de los hábitos que le ha cambiado la vida. Antonio, al que sus amigos le llamaban Bolete, creció en la Plaza de la Iglesia de su pueblo, donde vivía su abuela.

Este mote (que además no le enfadaba) provenía de su aspecto físico,… Antonio era un poco regordete, llegó a pesar 92 kg. Un tío afable y de un corazón que no le cabe en el pecho.

Se hizo adulto y una día escuchó que si quería conseguir algo, lo único que tenía que hacer era empezar y ser perseverante.

Antonio tenía un sueño. Correr una Maratón. Así, que cuando escuchó eso no se lo pensó dos veces.

Primero corrió un kilómetro, el dice que le costó horrores, después dos, tres, diez, y hoy puedo contaros que ya ha tiene 6 maratones a su espalda, (2 veces Sevilla, Málaga ,Valencia, Barcelona y Madrid). Le brillan los ojos cuando lo cuenta. Este es su testimonio a modo de fotografía.

Cinco son las claves que hizo que mi compadre consiguiera esto:

  • Estaba harto de no conseguir lo que quería.
  • Empezó con la meta en la cabeza. Sabía cual era su sueño.
  • Entrenó poco a poco.
  • Fue constante en los entrenamientos.
  • Tuvo una buena dosis de paciencia.

Las metas y los hábitos son los dos superpoderes para conseguir aquello que sueñas.

Sobre metas financieras puedes leer Cómo definir tus objetivos de ahorro para que éstos se disparen desde ya.

Hoy te traigo 5 hábitos de ahorro fundamentales para llevar tu economía al siguiente nivel. Sólo tienes que hacer dos cosas. Tener Paciencia e implementarlos. Es decir tienes que pasar a la acción.

1.- Págate a ti primero (mínimo 10%)

Esta es una de las enseñanzas fundamentales del libro de George S. Clason “El Hombre más rico de Babilonia”.

Se trata de apartar de tu sueldo, una vez que cobras la nómina o cualquier tipo de ingreso que llegue a tus manos, como mínimo el 10% y llevártelo a una cuenta de ahorro, donde no tengas ni gastos domiciliados, ni por supuesto, tarjeta para que puedas sacar dinero.

La inmensa mayoría de la gente piensa que cuando pase el mes, ya verá lo que ahorra, y siento decirte que es justo al contrario (por desgracia a mi me costó 36 años de mi vida aprenderlo… por suerte ya lo hago de forma automática). Primer ahorras, y después gastas lo que queda.

Justo sé lo que estás pensando ahora mismo. Pero hombre Juanjo, si hay meses que tengo que tirar de tarjeta para pasar el mes, cómo voy a apartar un 10%…

Tengo la respuesta. Empieza con un 1%. Hazlo. Si ganas 1.400 euros, ahorra un 1%, aparta 14 euros nada más empezar el mes. ¿Crees que podrías pasar el mes con 14 euros menos?.

Te aseguro que la mayoría de las cosas que no haces no es porque no las puedas hacer, sino porque piensas que es imposible. Con ese pensamiento limitante, simplemente ni lo intentas.

Pues eso… empieza con un 1%, sigue con un 2%, hasta que alcances como mínimo un 10%.

Te puedo decir por los casos que he visto en las sesiones del Mentoring, que una vez que empiezas, la dosis de motivación por lo que vvas consiguiendo harán el resto.

Este es uno de los hábitos de ahorro más potentes que existe.

2.- Ahorra el 50% como mínimo de los ingresos que no tienes previstos

Aquí vale cualquier cosa. A veces, incluso en tu trabajo habitual se pueden dar situaciones que haga que tengas algunas ingresos imprevistos (no todos los imprevistos van a ser negativos…).

  • Alguna comisión por una venta.
  • Ingreso extra por un trabajo que te encargue tu empresa al margen de tu día a día.
  • Horas extras, etc…

Pero no sólo me refiero a los ingresos no previstos de tu trabajo, podría ser también alguna venta de cosas que tienes en casa y que ya no usas.

Por ejemplo, cuando mis mellizos crecieron y dejaron de usar el carrito doble, lo puse en venta.

Convierte este hábito de ahorro, en un hábito anual,… o bianual. Haz limpieza en casa y vende todo aquello que no te sirva, no uses o ya no necesites.

Y por qué hablo del 50% nada más. Pues para que el resto puedas usarlo para celebrar los pasos que estás dando en la mejora de tus Fianzas.



3 .- Guarda las devoluciones de Hacienda

Este hábito de ahorro, creo que sólo se entenderá si eres lector en España.

Si eres de los que compraste tu vivienda cuando se consideraba un gasto deducible fiscalmente, seguro que cada año entre abril y julio, recibes un dinero, fruto de realizar tu Declaración e la Renta.

También puede que sea porque tienes contratado un plan de pensiones, o por cualquier otro motivo tengas algún gasto deducible fiscalmente y  haga que tu declaración de la renta te salga a devolver.

El caso es que la mayoría de las personas que conozco (yo mismo no hace mucho tiempo), ese dinero lo utilizan para gastarlo. Si en los 18 años que llevo trabajando, hubiese tenido este hábito de ahorro instaurado en mi ADN; podría tener ahorrada una suma más que interesante (sobre todo además de ahorrarlo lo hubieses invertido).

Además, mira lo necesario que se hace invertir los ahorros. Te recuerdo las 4 claves por las que deberías invertir tus ahorros desde mañana mismo.

4.- Ahorra tus subidas de sueldo

Seguro que cuando empezaste a trabajar, tenías un sueldo muchísimo más bajo de lo que lo tienes ahora.

Por favor no te tomes esto tan a la ligera. Tampoco te obsesiones con este hábito de ahorro. Sólo quiero hacerte pensar un poquito.

Y ahora te matizo el párrafo anterior. Lógicamente las circunstancias personales de cada uno van cambiando, te casas o te vas a vivir con tu pareja, tienes hijos, empiezan a estudiar, etc.. No pretendo que vivas con el dinero del primer sueldo si ahora tienes familia numerosa como yo.

Sólo quiero que tomes consciencia. Si con los primeros sueldos vivías bien, y eres como la mayoría de las personas, ¿dónde fue a parar todas y cada una de las subidas de sueldo? No hace falta que respondas… A gasto, casi todo a gasto.

Si adquieres el hábito de ahorrar cada subida de sueldo (ya sabes… y si la inviertes… mejor), te ocurrirá como a mi amigo Antonio. Él tiene el hábito de hacer deporte todos los días. Tiene una salud de hierro… y si algún día no va, o alguna semana se la toma libre, pues no pasa nada.

Se trata del hábito, y si alguna subida de suelo, no la ahorras y te pegas un homenaje con tu familia, pues también estará bien, Hay que celebrar los logros!!!

5.- Guarda los regalos (al menos una parte). Haz que tus hij@s practique con esto para que empiece pronto con hábitos de ahorro saludables

Este hábito hábito de ahorro está más encaminado a que le vayas inculcando una buena Educación Financiera a tus hijos (o a tus sobrinos… o a tus nietos…).

No tiene por qué guardarlo todo, puedes hacer que empiece ahorrando una parte. Si además te las ingenias para motivarlo, sería muchísimo mejor.

Depende de la edad del peque de la casa, puedes incluso proponerle un juego. Dile que la parte que ahorre la invierta al 2% (o al que sea) durante un año. Al final del año le darás el porcentaje que ganó su dinero por ahorrarlo e invertirlo.

Cuanto más pequeño empiece a tener un uso responsable del dinero y aprenda a invertirlo, mejor será su vida.

De paso, si en determinadas fechas, tu también recibes algún regalo en forma de dinero, da ejemplo y lo ahorras.

Voy a terminar aclarando el título… lo de hacerte rico, no es que se me haya ido la cabeza, sólo sería la consecuencia de lo que hace el interés compuesto y el tiempo con tus ahorros. Aunque sólo sea como un ejercicio teórico, ya que ser perseverante y paciente durante mucho tiempo se hace francamente difícil. Y si no lo crees, mira aquí.

Y ahora cuéntame, ¿cuál es tu hábito de ahorro preferido?

Vía: Reinventa tu dinero

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *