Como crear rapidamente el colchon financiero que necesitas para despedir a tu jefe sin meterte en apuros economicos

Despedir a tu jefe es más sencillo de lo que crees, sobre todo si tienes un buen colchón financiero que te respalde.

Muy probablemente estás en esta situación: sueñas con despedir a tu jefe, pero te da miedo meterte en apuros económicos si renuncias a tu empleo.

Te comprendo perfectamente, porque yo estuve en la misma situación que tú.

¿Y qué es un colchón financiero o colchón de ahorros?

Un colchón financiero o colchón de ahorros, es “un dinero que tenemos ahorrado para hacer frente a imprevistos o contratiempos sin tener la necesidad de endeudarnos”.

En este artículo te voy a contar las técnicas poco convencionales, pero efectivas que me permitieron cumplir mi sueño de despedir a mi jefe.

Tranquilo que no te voy a hablar de fórmulas complejas como invertir en bolsa o hacer Trading.

De hecho, yo no soy ninguna experta en inversiones. Tampoco soy millonaria ni vengo de padres ricos.

Solo soy una chica que logró crear las condiciones ideales para despedir a su jefe antes de los 30 años y poder dedicarse a sus sueños de emprender y viajar por el mundo.

¿Quieres que te cuente cómo le hice para crear ese colchón financiero que me permitió renunciar a mi empleo con tranquilidad y sin miedos?

¡Pues sigue leyendo!

Al final también encontrarás una pequeña sorpresa que tengo para ti.

¿QUIÉN SOY Y POR QUÉ PUEDO AYUDARTE A CREAR TU COLCHÓN FINANCIERO PARA QUE DESPIDAS A TU JEFE?

¡Hola! Soy Tania. Y uno de mis mayores logros hasta ahora ha sido despedir a mi jefe antes de cumplir los 30 años.

Lo mejor de todo es que lo he hecho sin meterme en apuros económicos.

Actualmente tengo ya más de un año viviendo sin jefe, trabajando en lo que me apasiona y además ¡estoy viajando por el mundo con mi pareja!

¿Cómo lo hice? Muy sencillo: descubrí la manera de hacer crecer mi colchón de ahorros de una manera rápida para poco a poco construir mi libertad financiera.

Mientras me preparaba para lanzar mi proyecto, emprendiendo a la par de mi trabajo, busqué como loca alternativas para crear el colchón de ahorros necesario para liberarme de mi empleo.

No es de sorprenderse que muchas personas sigan siendo esclavos del sistema y no puedan renunciar a su empleo porque dependen económicamente de él.

Suena muy lindo cuando hablamos de vivir de nuestra pasión y nuestros talentos, pero para poder hacer esto realidad necesitamos tener un plan de acción realista.

Quiero aclarar que no soy ninguna experta en finanzas o cosas por el estilo.

Pero si yo pude pasar de una deuda de 6 mil euros a ser financieramente independiente de mi empleo, entonces ¡Tú también puedes lograrlo!

Todo lo que encontrarás aquí está basado en mi experiencia personal.

Así que toma aquellos consejos que te sirvan o que más te agraden, el resto déjalo correr como agua. smile

¿POR QUÉ NECESITO UN COLCHÓN FINANCIERO SI QUIERO DESPEDIR A MI JEFE?

Es normal que tengas miedo a renunciar a tu empleo si ese ha sido tu única fuente de ingresos durante los últimos años.

Ninguno de nosotros quiere verse “viviendo debajo de un puente” por haber renunciado a su empleo.

Mucho menos nos queremos ver sin dinero para comer porque creo que a todos nos gusta comer.

Tener un colchón financiero o un colchón de ahorros es fundamental por 2 motivos:

  1. Independientemente de que quieras despedir a tu jefe para emprender o para otra cosa, siempre debes tener un colchón de ahorros para imprevistos.
  2. Porque reinventarte profesionalmente y emprender toma su tiempo. ¿Con qué dinero vas a vivir mientras tu proyecto crece o desarrollas tu nueva carrera profesional?

El ahorro es fundamental para construir tu libertad financiera y liberarte de ese empleo que odias.

La libertad financiera puede significar varias cosas para ti:

  • Dejar de depender de un empleo para vivir
  • Que tu vida sea mucho más que solo trabajar para pagar deudas
  • Tener la seguridad de un respaldo económico por si algo pasa
  • Darte el lujo de dedicarte a otra cosa, ¡incluso aunque te paguen menos!
  • Entre otras cosas más.

Para mí la libertad financiera se ha convertido en la oportunidad de hacer mis sueños realidad.

Voy a ser sincera contigo, el camino no ha sido nada fácil ni fue rápido. Yo tardé 3 años en llegar al punto donde estoy ahora.

Por eso es que decidí escribir este artículo, para que tú puedes hacerlo ¡más rápido!

Así que vamos al lío y ¡pongamos manos a la obra!

2 MANERAS DE DESPEDIR A TU JEFE SIN METERTE EN PROBLEMAS ECONÓMICOS.

Desde mi punto de vista existen 2 maneras de despedir a tu jefe para dedicarte de lleno a tu proyecto (o a lo que quieras) sin meterte en apuros económicos.

#1. EMPRENDER A LA PAR DE TU EMPLEO Y RENUNCIAR CUANDO TU PROYECTO GENERE LOS INGRESOS MÍNIMOS QUE NECESITAS PARA VIVIR.

Imagina que tú necesitas 1000€ para cubrir todos tus gastos de vida (alquiler, comida, transporte, seguros, etc.).

Si quieres despedir a tu jefe para dedicarte a otra cosa, puedes lanzar tu proyecto en paralelo a tu empleo.

Una vez que tu proyecto se convierta en un negocio y te genere esos mil euros (o el ingreso mínimo que tú necesitas para vivir) entonces puedes plantearte la idea de dejar tu empleo

Y si eres capaz de reducir tus gastos de vida, entonces más rápido alcanzarás ese ingreso mínimo mensual para despedir a tu jefe.

  • Ventaja: Con este método no dejas de percibir ingresos, salvo que te despidan de tu empleo.
  • Desventaja: este camino toma más tiempo. Por lo general nuestro empleo nos quita mucho tiempo y energía, lo cual hace más difícil trabajar en tu proyecto para lanzarlo y hacerlo crecer lo más rápido posible.

Por otro lado, tienes la opción de:

#2. CREAR UN COLCHÓN FINANCIERO PARA DESPEDIR A TU JEFE Y DEDICARTE DE LLENO A TU PROYECTO.

Volviendo al mismo ejemplo donde necesitas 1000€ al mes para vivir.

Si quisieras vivir un año entero sin trabajar, ¿cuánto dinero necesitarías tener en tu colchón financiero? ¡Así es! 12,000€.

En teoría, si ahorraras 12,000€ tendrías el dinero para vivir un año sin trabajar.

Podrías despedir a tu jefe para dedicarte de lleno a tu proyecto, reinventarte profesionalmente o ¡para hacer lo que quieras!

Pero esto es solo teoría. ¿Por qué? Porque tienes que considerar los imprevistos que puedan suceder.

  • Ventaja: De esta manera puedes dedicarte al 100% en tu proyecto o a desarrollar tu nueva profesión para generar ingresos antes de que se acabe tu colchón de ahorros
  • Desventaja: Hacer crecer un colchón financiero para vivir un año o más puede tomar tiempo.

¿Cuál es tu mejor opción entonces? ¡Utilizar ambas estrategias!

Te recomiendo que inicies tu proceso de reinvención profesional a la par de tu empleo actual.

Mientras tanto, comienza a ahorrar dinero y hacer crecer tu colchón de ahorros.

Nunca recomiendo renunciar a un empleo si no tienes un buen colchón financiero porque al principio puede que tu proyecto no te genere los ingresos mínimos que necesitas para vivir.

Considera que tu colchón financiero debe ser suficiente para al menos:

  • Pagar tus gastos de vida mientras tu proyecto sale adelante
  • Invertir en ti y tu proyecto
  • Sentirte seguro en caso de algún imprevisto o accidente

Vamos ahora con las técnicas y los pasos que tienes que dar para crear ese colchón de ahorros.

1. CAMBIA TUS CREENCIAS RESPECTO AL DINERO.

No me refiero a esa filosofía nula de repetirte mil veces «soy millonario» y esperar a que, al día siguiente, por arte de magia, tengas mucho dinero.

Más bien, hablo de un cambio profundo de mentalidad y quitarte toda la basura de ideas que te metieron en la cabeza.

Piensa por un momento:

  • ¿Cuál es tu opinión acerca del dinero?
  • ¿Qué significa el dinero para ti?
  • ¿Cómo lo ves: como algo bueno o algo malo?
  • ¿Cómo lo tratas: como algo preciado o como algo sin importancia?
  • ¿Qué sientes cuando tienes dinero?

Las creencias limitantes son creencias negativas que nos impiden avanzar, como «no soy bueno para nada» o «todo me sale mal», etc. (puedes leer este artículo de Álvaro sobre cómo modificar tus creencias limitantes)

También existen creencias limitantes relacionadas con el dinero que te impiden desarrollar tu libertad financiera.

Ideas como:

  • Ganar dinero es muy difícil o complicado
  • No se puede ganar dinero haciendo lo que te gusta
  • Voy a ganar poco dinero haciendo esto
  • Nunca he sido bueno con el dinero o las matemáticas
  • Los ricos son gente mala
  • El dinero es malo
  • El dinero no me interesa o no es importante para mí
  • No puedes ser rico y espiritual
  • El dinero no da la felicidad
  • Para hacerse rico hay que trabajar mucho
  • Mejor pobre, pero honrado
  • Si yo gano es que alguien pierde

Necesitas modificar tus creencias limitantes respecto al dinero si en verdad quieres que las siguientes técnicas te ayuden a hacer crecer tu colchón financiero.

2. LUCHA POR LIBERARTE DE LAS DEUDAS.

Lo primero que tienes que hacer para conseguir tu libertad financiera es pagar todas tus deudas.

Una deuda es un suceso del pasado que te impide avanzar hacia el futuro.

Quizás digas: ¡Oh! Tania para ti fue fácil despedir a tu jefe porque eres joven… no tienes deudas, no tienes hijos o una hipoteca que pagar …”

Es cierto, no tengo una hipoteca ni tengo hijos, pero si tenía una deuda de 6 mil euros y sé lo que se siente deber dinero y no tener para pagar.

Aunque mi situación personal es diferente que la tuya, estos consejos son aplicables a cualquier persona, da igual si tienes hijos o una hipoteca.

No voy a negar que es más sencillo y más rápido hacer crecer tu colchón de ahorros si no tienes deudas o si nadie depende económicamente de ti.

Sin embargo, hacer crecer tu colchón de ahorros no tiene que ver con aumentar la cantidad de dinero, sino con manejarlo inteligentemente.

Necesitas tener un plan de acción para pagar tus deudas.

Empieza por las más pequeñas:

  • Préstamos personales
  • Tarjetas de créditos
  • Créditos de bancos o tiendas departamentales

¿Cuál es la manera más rápida de pagar tus deudas? En cuanto recibas tu sueldo dedica de un 10% – 20% de tus ingresos para pago de tu deuda.

Amárrate los pantalones y vive con el dinero que te sobra.

Al hacer esto estarás inconscientemente adoptando un hábito de pagarte a ti mismo del cuál hablaremos más adelante.

OTRAS ALTERNATIVAS PARA PAGAR LAS DEUDAS.

Hay deudas buenas y deudas malas. No entraré mucho en el tema porque esto es de un libro de unas cuantas páginas que leí hace tiempo.

El punto es que hay ciertas deudas que, manejándolas de cierta manera, pueden generar ingresos.

En el caso de una hipoteca, podrías por ejemplo subalquilar alguna de tus habitaciones en Airbnb.

Tal vez podrías mudarte a una casa o departamento más modesto, alquilar tu vivienda y destinar ese ingreso al pago de la deuda.

Con un auto es lo mismo: Si te sacaste un crédito para un coche, existen paginas donde puedes alquilar tu coche a particulares.

Quizás me digas: “¡Ay Tania! Pero yo no quiero meter a un desconocido a mi casa o prestarle mi coche nuevo a alguien que no conozco…”

¿Qué quieres que te diga? Estas técnicas son poco convencionales, ¡pero funcionan!

Si realmente quieres salir de deudas tienes que probar de todo.

Otra opción, es adquirir una deuda (préstamo con mejores condiciones de pago) para pagar aquellas deudas que te están generando intereses altísimos.

Negocia con el banco el pago de tu deuda e intenta llegar a un acuerdo beneficioso con ellos.

Pagar tus deudas es un paso crucial si quieres conseguir tu libertad financiera.

3. PÁGATE A TI MISMO PRIMERO.

Anteriormente creía que “pagarme a mí misma” era pagar un capricho o comprar algo que quería porque “me lo merecía después de trabajar tan duro”.

Creía que pagarme a mí misma era comprar un par zapatos nuevos, ¡cuando eso era más bien pagarle al dueño de la tienda de zapatos!

Una vez que terminé de pagar mi deuda de 6 mil euros había inconscientemente adquirido el hábito de reservar una cierta cantidad de dinero en cuanto llegaba mi sueldo.

Este hábito me permitió pagarme primero a mi misma y comenzar a crear mi colchón de ahorros.

Reserva una cantidad para destinarla a tu colchón de ahorros y ajusta tus costes de vida al dinero que “te sobra”.

4.  APUNTA TODOS TUS GASTOS

Para ajustar tus costes de vida necesitas tener un registro de todos tus gastos.

Es muy fácil identificar los gastos fijos, como el pago del alquiler, pero eso no es suficiente para saber a dónde se va el resto de tu dinero.

Tener un registro de tus gastos e ingresos es fundamental para hacer crecer rápidamente tu colchón de ahorros.

Los gastos fijos son fáciles de identificar porque son la misma cantidad mes tras mes.

Sin embargo, los gastos variables cambian constantemente y la única manera de mantenerlos en control es llevando un registro.

Registra todos tus gastos en una aplicación para el móvil. Yo utilizo una que se llama Money Control.

Al principio puede parecer una tontería apuntar todos los gastos, incluso aquellos más insignificantes, pero al final de mes, esas aplicaciones te arrojan una tabla con el balance del mes.

Gracias a esta aplicación me di cuenta que en un mes llegué a gastar ¡más de 500€ en ropa!

Estos 500€ en teoría me “sobraban” pues yo ya estaba reservando una cantidad de dinero para mi colchón de ahorro.

Erróneamente estaba gastando este dinero tonterías.

Detectar mis gastos y mis áreas de oportunidad fue lo que me permitió ahorrar el casi el 50% de mi sueldo.

En mi caso, ya no eran las tiendas de ropa las que controlaban mi dinero.

5. REDUCE TUS GASTOS Y AUTOMÁTICAMENTE CRECERÁ TU COLCHÓN DE AHORROS.

Ya tenía 1 año aplicando la técnica de pagarme primero a mí misma.

Tenía un buen colchón de ahorros, pero no era suficiente como para despedir a mi jefe aún.

¿Por qué? Porque mis planes no solo eran renunciar a mi empleo para reinventarme profesionalmente, sino que también quería cumplir mi sueño de viajar sin fecha de regreso.

¡Tenía que ahorrar más dinero! Pero, ¿de dónde rayos lo sacaba?

Ahorrar el 50% de mi sueldo estaba muy bien, pero aun podía llevar mi ahorro a un nivel más extremo.

Reduje mis gastos literalmente al LÍMITE aplicando dos técnicas muy sencillas:

  • Hacer las cosas por mí misma y
  • Buscar siempre una alternativa.

Hice todo tipo de cosas como:

  • En lugar de pagar para que un estilista me cortara el cabello, aprendí a cortármelo yo misma viendo vídeos de YouTube.
  • Dejé de comprar comida fuera y en lugar de pagarle a alguien para que me cocinara, cocinaba yo.
  • Cancelé mi tarjeta de transporte y decidí ir a la oficina en bicicleta.
  • Esto me sirvió para hacer ejercicio así que cancele mi suscripción al gym.
  • Busque alternativas para divertirme sin pagar mucho. Por ejemplo, cuando iba a un club con mis amigas nos íbamos más temprano para entrar gratis.
  • Me deshice de gastos hormiga, como el café que me compraba todas las mañanas, levantándome 10 minutos más temprano para hacerlo yo.
  • Desconectaba todos los aparatos electrónicos antes de salir de casa.
  • Entre otras cosas más.

Este estilo de vida extremo me permitió crear otro colchón de ahorros exclusivo para mi viaje.

6. BUSCA ALTERNATIVAS PARA GENERAR INGRESOS EXTRA.

Lógicamente tu colchón financiero va a crecer entre más ahorres y menos gastes.

Pero encontrar ideas o alternativas para generar ingresos extra va a ser el plus que haga que su colchón de ahorros crezca más rápido.

Piensa en alternativas para generar más dinero y destina el 100% de estos ingresos a tu colchón de ahorros.

En mi caso, se me ocurrió trabajar como niñera durante las noches.

Mientras los niños jugaban o dormían yo trabajaba en mi proyecto y al mismo tiempo ¡me estaban pagando!

El año que trabajé como como niñera gané 2,212.34€ que se fueron directamente a mi colchón financiero.

Además, se me fueron ocurriendo otras ideas como:

  • Dar clases de español y alemán
  • Ofrecer clases de baile
  • Vender cosas hechas a mano por mi
  • ¡E incluso reciclar! (En ese entonces yo vivía en Alemania y los envases de aluminio y vidrio tienen un impuesto. Cuando los llevas a las máquinas de reciclaje, estas te regresan el impuesto).

Busca pequeñas alternativas complementarias usando tus habilidades para generar dinero.

No subestimes las cantidades pequeñas, a la larga se puede juntar una buena cantidad que hará crecer más rápido tu colchón de ahorros.

En el caso del reciclaje, junté 357,89€. Y sí, … me sé la cantidad exacta gracias a mi Money Control. 😉

UN COLCHÓN FINANCIERO NO TE GARANTIZA EL ÉXITO, PERO SÍ TE DA MÁS SEGURIDAD.

Renunciar a tu empleo y lograr vivir sin jefe, no es un proceso fácil ni rápido.

De hecho, lo que te he contado es tan solo una pequeña parte de lo que fue mi plan para despedir a mi jefe.

Mi plan consistía de 3 partes:

  • Reinvención Profesional: Saber a qué me iba a dedicar y cómo hacer realidad mi trabajo soñado
  • Finanzas Personales: Crear un colchón de ahorros para evitar meterme en apuros económicos
  • Preparación mental y emocional. Prepararme para enfrentar mis miedos, salir de mi zona de confort y luchar por mis sueños.

Llevar a cabo todo este plan me tomó 3 años:

  • El primer año me enfoqué en pagar mi deuda
  • Durante el segundo me concentré el ahorrar dinero
  • Y el tercer en minimizar mis gastos para aumentar mi colchón de ahorro.

Durante esos 3 años también viví a la par mi proceso de reinvención profesional y preparación mental.

Tener un colchón financiero no garantiza que todo saldrá de maravilla o que no tendrás problemas, pero si te da una mayor seguridad para dar el salto.

Ahorrar dinero y crear un colchón de ahorros es tan solo una pequeña parte del camino hacia tu libertad.

Después tendrás que:

Y aunque este camino pueda parecer largo o difícil, no es imposible.

Si yo pude despedir a mi jefe sin meterme en apuros económicos, estoy segura que tú también puedes.

CONCLUSIONES

Espero que estos 6 pasos y estas técnicas te sirvan a ti también para crear el colchón de ahorros que necesitas para despedir a tu jefe.

Si quieres tener una referencia de cuánto dinero debes tener en tu colchón de ahorros, yo te aconsejaría tener mínimo el dinero para mantener tu estilo de vida durante 1 año.

Ya te digo que ninguna “cantidad de dinero” en sí te hará sentir seguro.

Pero lo que sí te puede ayudar a despedir a tu jefe con total confianza es tener un buen plan de acción.

Aquí en Autorrealizarte encuentras muchas herramientas para diseñar tu plan de reinvención profesional.

Ahora te toca a ti crear un plan de finanzas personales para crear tu colchón financiero.

Si realmente quieres:

  • liberarte de ese empleo que solo te tiene trabajando para pagar cuentas
  • dejar de perder tu tiempo valioso de vida en un empleo que no te gusta, pero que te da de comer
  • ser libre para dedicarte a lo que quieras: emprender tu propio negocio, reinventarte profesionalmente o viajar ¡cómo lo hago yo!

Entonces regístrate aquí a mi Masterclass GRATUITA donde te cuento los 3 pasos definitivos que tienes que dar para renunciar a tu empleo sin miedos y sin meterte en apuros económicos.

Toma acción HOY mismo.

Un fuerte abrazo y mucho éxito.

Un artículo escrito por

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *