Cuatro pasos para que tu página web cargue más rápido en poco tiempo

Pocas cosas hay peores para el usuario que una página web que tarda en cargar. Si quieres mejorar la velocidad de carga en la tuya sigue estos consejos de fácil y rápida aplicación que no requieren tocar código directamente.

La velocidad de carga de una web, conocida bajo el término WPO (Web Performance Optimization), se trata de un factor fundamental para lograr un buen posicionamiento en buscadores, así como para brindar una óptima experiencia de usuario, reducir la tasa de rebote y mejorar el page-rank.



Un estudio de Akamai de una década atrás ya señalaba que por aquel entonces la mitad de consumidores esperaba que una web se cargase en dos segundos o menos. Si tu blog o tienda online funcionan lentos, estas son algunas de las medidas que deberías tomar.

  • Escoge el hosting más adecuado para tu proyecto: Si este es muy pequeño afectará a la velocidad de forma muy negativa. Contrasta posibles proveedores y echa un vistazo a las posibles actualizaciones del plan de alojamiento o a diferentes proveedores. Detectar tus necesidades es fundamenta, tanto que hay un cálculo aproximado de que la economía de los Estados Unidos pierde alrededor de 500 millones al año debido a la lentitud de los sitios web. Un retraso de un segundo reduce las tasas de conversión en un 7%.
  • Almacena archivos web en la caché: Puedes reducir el tiempo de carga colocando algunos de los elementos de tu web en un caché. De esta manera, cuando una persona visita su sitio web, solo tiene que descargar parte de la página. Ahorra tiempo y mantiene a las personas a bordo. Según Hostinger, un proveedor líder de datos de alojamiento web,aproximadamente el 25% de las personas abandonan un sitio web si se carga más de 4 segundos.
  • Cuida la edición de tus imágenes: Es fundamental tener en consideración que los usuarios invierten cada vez más tiempo navegando desde sus dispositivos móviles, según el informe de Tendencias de Internet de Meeker. La red móvil es mucho más lenta que la de escritorio, por lo que debes poner el foco en optimizar y reducir el tamaño de sus imágenes. Asegúrate de que sean disponibles con móviles o de lo contrario, verás un incremento notable de la tasa de rebote.
  • Verifica asiduamente tus plugins: Si utilizas un gestor de contenidos comoWordPress, es fácil o habitual añadir un plugin y olvidarse de él. Con cada nuevo complemento, se agrega más código, y por tanto, tu web pesa más. Además de ralentizar la velocidad del sitio web, demasiados complementos pueden provocar violaciones de seguridad, bloqueos del sitio y un mal rendimiento. Revísalos periódicamente para comprobar su relevancia.

Fuente | ValueWalk

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *