Inversión a largo plazo; otra forma de asegurar el futuro de tus hijos

Tengo un presentimiento. Sé lo que pensará nuestra sociedad dentro de 30 años cuando reflexione sobre la inversión a largo plazo.

Déjame que te cuente cual es ese presentimiento con dos preguntas.

¿Que pensarías tu, si al ir al médico ahora… durante la consulta… la doctora estuviese fumando?

¿Te imaginas que la policía te permitiera conducir tu coche sin cinturón de seguridad cuando vas por tu ciudad o por tu pueblo?

Impensable, ¿verdad?

Pues estos dos ejemplos es lo que ocurría no hace muchos años en España. Era algo habitual y lícito.

¿A que hoy te parecería una auténtica barbaridad?

Pues algo parecido pensarán dentro de 30 años, sobre la forma que tenemos de manejar nuestro dinero, nuestro ahorros y nuestra forma de invertirlo (o más bien de no invertirlo de la mayoría de las personas).

El post de hoy no es de tipo académico con un montón de datos, estrategias o palabrotas raras de esas que se usan en economía, o en el sector financiero. 

La intención es que tomes consciencia y actúes.

Lo que te traigo hoy podría cambiar la vida de tus hij@s…, o la tuya si eres joven, o si vives muchos años,

¿No crees que merece la pena seguir leyendo?

Haz algo ya!!!

¿Sabes cuál es el primer paso para resolver un problema?

Admitir que lo tienes, o que podrías tenerlo. Así podrás, al menos,  prevenirlo.

Sirva, por tanto, este apartado, a modo de prevención. No pretendo asustar a nadie, pero creo que es muy bueno que tomes consciencia de lo que te espera a tí y a tus hij@s.

Permíteme que lo haga con una pizca de sentido del humor. Te lo voy a contar como el chiste. Tengo dos noticias, una buena y otra mala.

Empiezo por la noticia mala

El 96% de los españoles, preocupados por el futuro de las pensiones públicas. Poco más que añadir. Simplemente échale un vistazo al artículo de uno de los periódicos económicos más importantes.

No te voy a aburrir, poniéndote pirámides de población invertidas, ni la estimación de aquí a 30 años.

Te dejo un par de viñetas, que es más divertido y esclarecedor.

Este el problema demográfico.

Y ahora le añadimos el problema económico. Mucho paro, bajos suelos, y el incremento de esperanza de vida (que esto es muy bueno, a pesar de lo que dijera un ministro japonés hace unos años)

Si aún estás lejos de tu edad de jubilación, ¿crees que tendrás una jubilación digna que te permita el estilo de vida que te mereces?

Mi amigo Agustín Grau, se hace la pregunta este post. ¿Vamos a cobrar las pensiones de jubilación?

Y ahora la noticia buena

No todo está perdido.

Te presento a los dos superhéroes que vienen a salvarte. El ahorro y la Inversión a largo plazo.

La clave, que empieces ya!!!

Tipos de Inversión a largo plazo (que no es bolsa)

Aunque hoy voy a hablarte de la Inversión a largo plazo en Bolsa (por favor, no pienses en las películas americanas de un tipo en traje, engominado y dando gritos “compra”, “vende”), déjame darte alguna pincelada de otras inversiones a largo plazo…

Negocios

Aunque aquí entra perfectamente cualquier tipo de negocio, sólo me decanto por los negocios online. Sobre todo si genera algún tipo de Ingresos Pasivos o se puede monetizar con la creación y venta de Infoproductos.

Porque no puedes perder de vista que somos mas de 572 millones de hispanohablantes en el mundo. Y eso son muchísimas personas que potencialmente podrían comprarte algo.

Por cierto, y una gran cantidad de estas personas tienen acceso a internet.

Si quieres explorar más esta vía, te dejo con este entrenamiento gratuito para que puedas aprender a poner en marcha una web que te genere dinero mes a mes en piloto automático.

Para aprender los fundamentos de forma gratuita, pincha en este enlace.

Inmuebles

Para empezar no necesitas ni dinero, ni grandes capitales, ni siquiera tiempo.

Sólo un cambio de mentalidad.

Puedes empezar alquilando una parte de tu casa, esa habitación que no usas. O la casa entera, cuando estés de vacaciones. No has oído hablar de airbnb?

Incluso puedes hacer intercambio de tu vivienda para las vacaciones.

¿Por qué la Inversión a largo plazo en bolsa?

Dicen que una imagen vale más que mil palabras.

Esta gráfica la encontramos en el libro “Stocks for the long run” de Jeremy Siegel. Aquí el libro en español.

El autor compara, en esta gráfica, la inversión a largo plazo (1.802 a 2.020) de un dolar en distintos activos.

¿Acaso no te parece revelador?

Da igual las crisis que se puedan producir. El crack del 29, o las más recientes como la crisis puntocom, la guerra del golfo, las subprime, la crisis griega o el brexit, por citar algunas.

El progreso sigue su curso, y si hay una caída en los mercados del 30% un año, quizá lo que esté ocurriendo es que sea una buena oportunidad para invertir un poco más.

Es cuestión de paciencia, ya que la bolsa siempre termina subiendo.

La clave será que tengas tu inversión a largo plazo bien diversificada, por sectores y zonas geográficas.

Puede que a estas alturas del artículo estés pensando que eso de invertir a largo plazo es para otr@s, que tu no sirves y que no sabrías hacerlo.

No te preocupes. Por ahí también he pasado yo. Sólo estás siendo presa del síndrome del impostor. De verdad que puedes aprender todo esto, y si no te apetece… delega en un asesor, o en tu banco… lo importante es que empieces cuanto antes, ya irás mejorando…

Tipos de Inversión a largo plazo en bolsa

Para simplificar, sólo te voy a poner el ejemplo de inversión en fondos de inversión (y II). Recuerda que hoy sólo pretendo que tomes consciencia (dejamos para otro día entrar en más detalle).

Gestión Pasiva

Aquí te podrías encontrar los fondos indexados. Son fondos de inversión que replican un índice (por ejemplo el Ibex 35, o el Dow Jones).

Aquí podrás encontrar más sobre este tipo de Inversión a largo plazo. Se trata de  la formación de un buen amigo de Reinventa tu Dinero.

Gestión Activa

Los fondos de inversión de gestión activa son aquellos que están gestionados de forma directa por una gestora, que toma sus propias decisiones de inversión, dando más peso a unas acciones que a otras.



Tus tres mejores Aliados

Actúa y deja que estos tres aliados fabriquen dinero para tí.

La constancia en las aportaciones

Ahorra todos los meses una cantidad, e inviértela. Te recuerdo las claves por las que debes invertir tus ahorros.

Da igual que sean 100 euros, 300 o 500.

Hazlo una vez que hayas ahorrado antes una cantidad que te sirva de colchón de seguridad; que podría ser el equivalente a seis meses de tus gastos.

A partir de ahí, “martillo pilón”, mes tras mes, ahorrando en tu fondo e inversión diversificado.

El tiempo

Ya lo has visto más arriba en la gráfica. El tiempo todo lo cura, incluso las crisis que, a priori, te hacen pensar que se acaba el mundo.

Si tienes claro que estás jugando a la Inversión a largo plazo y que el dinero que destinas a esto no lo necesitas, no debes dudar ante caídas de los mercados.

Es más, estas caídas suelen ser una buena oportunidad, ya que compras más barato y, por tanto, adquieres más participaciones.

El Interés Compuesto

Albert Einstein decía que era la fuerza más poderosa de la naturaleza, o la Octava maravilla del Mundo.

Por favor, no te vayas sin leer de nuevo esto. Aquí está mejor explicado. “El Interés Compuesto. Mi herramienta favorita para ganar dinero”.

Construye, gracias a esta maravilla, un ejercito de soldados, que trabajen para tí, y que creen más soldados y a su vez, te sigan generando dinero. Hablo de poner el dinero a trabajar para tí… a destajo, las 24 horas del día, 365 días al año.

¿Te ha quedado claro? Como una imagen vale más que mil palabras, en la siguiente gráfica te voy a mostrar el efecto de estos 3 aliados trabajando al unísono.

Es el ejemplo de una persona que empieza invirtiendo 10.000 € y, durante los siguientes 30 años, todos los meses hace una aportación de 200 € a un fondo con un rendimiento medio anual del 6%.

Al final de los 30 años, esta persona ha aportado la cantidad de 81.800 € y, ¿sabes cuánto dinero hay en su cuenta? ……. la friolera cantidad de …… ¡¡¡¡ casi 261.000 €!!!!

Y ahora, déjame que te haga un ruego a modo de conclusión.

Ahorra de forma constante una cantidad todos los meses, inviértelo a largo plazo y deja que la magia del interés compuesto actúe a tu favor. 

Hablamos dentro de 30 años y me cuentas que gracias a que pasaste a la acción y a la Inversión a largo plazo, tus hijos tienen la vida resuelta..

Vía: Reinventa tu dinero

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *