¿Sabe cómo declarar sus ganancias en criptomonedas a Hacienda?

La política fiscal de Estados Unidos en torno a las criptomonedas está confundiendo a todos, y es hora de que su Agencia Tributaria (o IRS, por sus siglas en inglés) aclare las cosas. Ese es el resumen de una dura carta redactada por un grupo bipartidista de 21 miembros de la Cámara de Representantes de EE.UU. enviada al organismo el pasado 11 de abril.

Estos legisladores, liderados por el congresista Tom Emmer, se han unido así a un creciente coro de activistas políticos que solicitan al IRS que actualice las directrices que publicó en 2014. Los autores afirman que sigue habiendo «una ambigüedad sustancial en una serie de cuestiones importantes sobre la tributación federal de las monedas virtuales» y aseguran que existe una «necesidad urgente» de tener unas directrices adicionales.

Las más prioritarias están relacionadas con los impuestos sobre la renta, que son los beneficios que un inversor obtiene al vender una inversión. La guía de directrices que el IRS publicó hace cinco años afirma que las «monedas virtuales» se tratarían como propiedad para fines de impuestos federales. Por tanto, comprar  y mantener criptomonedas no es una actividad sujeta a impuestos. Pero si se usan para comprar algo, incluso un café, se debe mantener un registro de la diferencia entre el valor de esa criptomoneda cuando se adquirió y cuándo se gastó. Si aumentó de valor, eso cuenta como una ganancia de capital, y hay que pagar impuestos por ello.

Pero el IRS no detalla cómo se debe determinar el valor de las criptomonedas para calcular la renta. Eso es un problema, ya que muchas monedas digitales figuran en múltiples plataformas de intercambios y los precios no son uniformes. Emmer y sus colegas han pedido al IRS que sea mucho más concreto.

Los legisladores también plantean la cuestión de la bifurcación dura, que se produce cuando una cadena de bloques decide dividirse en dos partes, quedándose cada una de ellas con su propia moneda. Esto puede ocurrir si la comunidad alrededor de una red se divide irreconciliablemente, por ejemplo, sobre algunos cambios técnicos propuestos. Así fue como nació Bitcoin Cash, como resultado de la bifurcación de Bitcoin, en 2017.

El año pasado, Bitcoin Cash también se subdividió en dos. Cuando una cadena de bloques se divide, los titulares de la moneda original tienen derecho al mismo valor de la nueva moneda. ¿Puede considerarse eso como una renta? ¿Cómo se le aplican los impuestos exactamente? El IRS aún no ha emitido ninguna opinión sobre eso.

Aunque hay «muchas otras cuestiones abiertas», Emmer y el resto de firmantes aseguran que la confusión sobre de la criptorrenta y la bifurcación dura es un problema muy urgente. La carta solicita una respuesta por escrito que describa los planes del IRS para aportar directrices adicionales sobre estos temas antes del 15 de mayo. Eso no habrá ayudado a las personas que se apresuraban para cumplir con la fecha límite de la declaración actual de la renta, pero tal vez la declaración de impuestos del año que viene no resulte tan complicada.

Un artículo escrito por Mike Orcutt

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *